Joyas de los Maharajas de la Colección Al Thani

Country: USA
City: San Francisco
Museum/Gallery: Legion de Honor

 

Noviembre 3, 2018 – Febrero 24, 2019
LEGION DE HONOR

header-Al-Thani-Collection_950wRetrato del Maharajah de Nawanagar
con el diamante “Ojo de Tigre” en el ornamento del turbante.
El adorno del turbante era el más característico de todos los accesorios indios.
Llevados con plumas de pájaro, estos emblemas de autoridad
se hicieron más grandes y elaborados en el siglo XIX.

Encuentro entre Oriente y Occidente
a través de la joya

La India ha sido reconocida por sus piedras preciosas y artes con joyas durante siglos. En la exposición que se realiza en el Museo Legion de Honor de la ciudad de San Francisco, los visitantes pueden ahora ver más de ciento cincuenta objetos preciosos de la colección formada por Su Alteza el Jeque Hamad bin Abdullah Al Thani, con piezas impresionantes que van desde el dominio de los mogoles en el siglo XVII hasta las que reflejan la influencia de la India en los joyeros de hoy en día.

La herencia preciosa de los Mughales

Shah Jahan


Emperador Shah Jahan,

constructor del Taj Mahal

Los Mughales, una dinastía con raíces en Asia Central, gobernaron la India desde 1526 hasta el establecimiento del control británico en 1858. A lo largo de este tiempo, la India fue conocida por su exquisita producción de joyas y piedras preciosas.

Bajo los sucesivos emperadores mogoles y los maharajas, la joyería y las obras de arte indias desarrollaron muy diferentes estilos, influenciados por las culturas dispares y las tradiciones monárquicas de la época.

En la exposición destacan las tradiciones de la joyería india, incluyendo piezas usadas en ocasiones ceremoniales; armas como espadas y dagas; y preciosas obras de arte hechas de oro o jade para disfrutar con su exhibición o uso.

El hombre enjoyado

Maharajah of Patiala, Yadavindra Singh. Patiala Necklace.


Maharajah de Patiala
,
Yadavindra Singh con collar Patiala.

A diferencia de las cortes europeas, donde las mujeres llevaban las joyas más espléndidas, en la India los gobernantes masculinos, los emperadores mogoles, los maharajas, los nizam y los sultanes, llevaban las piezas más significativas en cantidades deslumbrantes en ocasiones ceremoniales.

Los gobernantes indios visten joyas con gran profusión como collares, brazaletes, pulseras e incluso tobilleras, lo que demuestra su alto rango en la sociedad.

 

 

 

 

 

 

Cuando los Mughales llegaron al subcontinente en el siglo XVI, trajeron influencias persas e islámicas a la joyería india. Este efecto se puede ver en los diversos adornos para turbantes que se exhiben, que muestran cómo se realizaron las ideas persas en diamantes, rubíes y esmeraldas para los gobernantes indios.

4--Al-Thani-Collection_950wOrnamento de turbante, India, ca. 1900. Oro, plata, esmeraldas, diamantes y perlas. Clip por Cartier, Paris, 2012. 11.7 x 12.8 cm.

3--Al-Thani-Collection_950wOrnamento de turbante, India, 1907, reelaborado ca.1935. Oro blanco y diamantes, 15 x 6.5 cm.

17_Al-Thani-Collection_950wOrnamento de turbante “Ojo de Tigre”, 61.5 quilates, 2.6 x 1.7 cm., Cartier, Londres, 1937. Platino y diamantes.

Las piedras preciosas más importantes pasaron por India

La India sirvió como principal proveedor para el comercio de diamantes, proporcionando los mejores diamantes del mundo. Hasta la década de 1730, muchos diamantes famosos se originaron allí, incluyendo el Idol’s Eye de 70,2 quilates (el diamante azul más grande del mundo), el Arcot II (anteriormente propiedad de la Reina de Inglaterra), y el diamante Agra, de color rosa vibrante, todos ellos se muestran en la exposición. Durante una época, la importancia y prestigio de la India era tan grande, que cuando los diamantes fueron descubiertos en Brasil, se comercializaron a través suyo para darles credibilidad.

Los europeos comercializaron en la India las esmeraldas procedentes de Colombia, donde fueron cortadas y talladas en el estilo Mughal para hacerlas aparecer específicamente indias y muchas fueron adornadas con inscripciones de textos espirituales o títulos reales.

5_Al Thani Collection_950wEsmeralda Taj Mahal, India,1650–1700. Montada por Cartier, 2012. Esmeralda, 141.13 quilates, 5.3 x 4 cm.

Otros objetos preciosos de la orfebrería india incluyen el jade, una piedra dura que los gobernantes mogoles asociaron con la victoria, integrándola en armas como espadas y dagas; además, el jade era muy apreciado por sus poderes curativos, se lo consideraba un antídoto contra el veneno, lo que alentaba a los mogoles a tallarlo para su uso en tazas y cuencos exquisitos.

15_Al-Thani-Collection_950wCopa, Norte de la India, 1660–1680. Jade y rubíes; montado en un soporte de plata, 2.5 x 6.1 x 8.4 cm.

 

11_Al Thani Collection_950wCopa de vino de Jahangir, Norte de la India, 1607–1608. Jade, 5.5 x 7.4 cm.

 

daga-new_-Al-Thani-Collection_950wDaga perteneciente al emperador Shah Jahan, constructor del Taj Mahal. Norte de la India, puño de jade 1620-1625, cuchilla de acero 1629-1636, largo, 29.7 cm.

Hasta finales del siglo XIX, el oro también era el material privilegiado para las expresiones físicas de la realeza en la joyería india y utilizado también en las preciosas vasijas ceremoniales. Pueden verse objetos engastados con la técnica única del kundan indio, que consiste en asegurar las gemas junto con tiras de oro puro en lugar de con garras o puntas.

18_Al-Thani-Collection_-950wBroche, Paris, 1905. Oro, platino, diamantes  y esmalte, 5.5 x 6 cm.

 

8-and-13_Al-Thani-Collection_950wIZQUIERDA: Ornamento del trono de Tipu Sultan, Reino de Mysore, ca. 1787–1793; pedestal ca. 1800. Oro, diamantes, rubíes, esmeraldas y laca. Pedestal en mármol negro y metal dorado, 10.3 x 10 x 10 cm. Ornamento 6.8 x 5.4 x 5.5 cm.
DERECHA: Pendiente, India, ca. 1575–1625. Perlas, oro, diamantes, rubíes, esmeraldas, zafiros, cristal, esmalte y laca, 6.6 x 5.2 x 3 cm. 

 

2_Al Thani Collection_950wCollar, “Nizam de Hyderabad”, India, 1850–1875. Oro, diamantes, esmeraldas y esmalte, 26 x 19.6 cm.

 

14_Al-Thani-Collection_950wEstuche y tintero, Meseta de Deccan o Norte de la India , 1575-1600. Oro, diamantes, esmeraldas, rubíes, zafiros y laca. Estuche 4 x 30.6 cm; tintero 11.4 x 5.4 cm.

El uso de hilos de perlas, que comenzó en la India como una costumbre para los gobernantes masculinos, se encuentra ahora en todo el mundo como una moda para las mujeres.

10_Al-Thani-Collection_950wRociador de agua de rosas, Norte de la India, 1675-1725. Oro, rubíes, esmeraldas y perlas, 25.5 x10.3 cm.


Oriente y Occidente se influyen con sus estilos

Con la llegada del Raj británico en el siglo XIX llegó la influencia de los estilos europeos y la artesanía en la joyería india. El oro fue reemplazado por plata y platino para las piezas engastadas con diamantes. Por el contrario, a principios del siglo XX, la India se convirtió en la influencia más frecuente en la joyería occidental, tanto en su estilo como en el uso de piedras preciosas talladas y de colores brillantes. La joyería india inspiró a grandes joyerías europeas como Cartier a hacer piezas al estilo indio, utilizando piedras preciosas talladas y de colores brillantes.

19_Al-Thani-Collection_950wGargantilla Patiala de rubíes, Cartier, Paris, 1931, restaurada según la Tradición de Cartier, Ginevra, 2012. Rubíes, diamantes, perlas y platino, 2.2 x 33.3 cm.

16.-Al-Thani-Collection_950wCollar Nawanagar de rubíes, Cartier, Londres, 1937. Platino, rubíes y diamantes, 20.5 x 19.5 cm

Las joyerías europeas como Cartier crearon algunas de las piezas más espectaculares para los maharajah, que suministraban piedras de sus propios tesoros. Los resultados son híbridos, empleando técnicas de joyería occidentales pero ejecutadas en formas tradicionales de la India. Los collares Patiala, por ejemplo, representan algunos de los encargos más extravagantes dados por un maharajah a una joyería europea. El collar que se hizo para cubrir el pecho del maharajah contenía más de tres mil piedras preciosas, entre las que se encontraba el diamante De Beers de 234,65 quilates, el collar más grande jamás fabricado por Cartier en esa época. Otras piezas expuestas por Cartier incorporan piedras preciosas indias talladas, incluyendo esmeraldas y rubíes, en un estilo conocido hoy como Tutti Frutti. Con notables piezas de Bhagat de Mumbai y JAR de París, se ilustra cómo las tradiciones de la joyería india han persistido en manos de los joyeros contemporáneos, dándonos una visión de cómo Oriente se encuentra con Occidente hoy en día.

12_Al-Thani-Collection_950wCollar Imperial, Norte de la India, ca. 1607–1755, engarzado moderno. Perlas y esmeraldas, largo 51.8 cm.

7_Al-Thani-Collection_950wBroche, Robert Linzeler, Paris, 1910. Diseñado por Paul Iribe. Esmeralda, India, ca. 1850-1900. Platino, esmeralda, zafiros, diamantes y perlas, 9 x 5.8 x 1.5 cm.

FOTOS: © The Al Thani Collection. All rights reserved. Photography by Prudence Cuming Associates Ltd Image courtesy of the Fine Arts Museums of San Francisco.

COLABORADORES

LOGO_CONTRASTE
EL PRIMER PERIÓDICO MENSUAL INFORMATIVO
DEL SECTOR JOYERO Y RELOJERO DE ESPAÑA

logo-jorgcolor-300w